Reportaje presentado por Canal 13

La empresa DEGRAF recibe miles de teléfonos que ya no son utilizados. La compañía de reciclaje electrónico recibe el material que es depositado en buzones de Metro, no importando su estado y antigüedad.

Ellos desarman los equipos y son separados por partes, luego se envían a Estados Unidos donde cada parte es procesada. Se trata de la campaña de reciclaje más exitosa a nivel latinoamericano.

Aunque parezca increíble, el reciclaje de celulares no sólo recupera plástico, si no que también metales preciosos. Por ejemplo, para conseguir trescientos gramos de oro puro, se necesita una tonelada de celulares, aproximadamente 10 mil equipos. También hay presencia de plata y platino.

Se estima que en nuestro país existen casi 19 millones y medio de aparatos de telefonía móvil, lo que equivale a casi 4 equipos por hogar. DEGRAF ha podido recuperar además, a través de los buzones de Metro, unos 11 mil cargadores de celulares y más de 10 mil baterías.